Eurovisión 2024

Suiza gana un festival marcado por el boicot a Israel que abochorna a España

"Nemo" se impuso por el contrapeso del jurado que freno la movilización pro Israel del televoto

Nemo, Suiza, Eurovisión

Nemo, representante de Suiza en Eurovisión, se alzó con el galardón gracias a la canción 'The Code'

Suiza ha ganado Eurovisión (en un año marcado por las protestas contra Israel) con un total de 591 puntos. Con Nemo y su The Code, el país en el que nació el certamen musical europeo ha conseguido romper su sequía –no ganaba desde 1988–, mientras Croacia (547 puntos), favorita en las apuestas, ha quedado relegada al segundo puesto.

Nemo, el representante suizo con tan solo 24 años y género no binario, ha impresionado en directo combinando el lírico con el rap y los ritmos urbanos. A sus piruetas vocales se le han sumado las virguerías físicas que ha hecho sobre una plataforma móvil en forma de disco y una letra que habla de su liberación personal, rompiendo los códigos. La ya icónica y reivindicativa The Code ha superado al gran favorito de las apuestas, el croata Baby Lasagna.

El dúo Nebulossa, en representación de España, ha interpretado Zorra en el Malmö Arena cerca de las diez menos cuarto, en octavo lugar y con el apoyo de un público que ha coreado la canción. Antes, la representante israelí, Eden Golan, ha interpretado entre abucheos Hurricane, después de una jornada marcada por las protestas contra la presencia de la delegación israelí.

La actuación de Israel en Eurovisión

Eden Golan, la cantante de Israel, con una bandera israelí durante su actuación en Eurovisión

Así, la segunda posición del certamen ha ido para Croacia y la tercera para Ucrania. El voto del jurado lo ha ganado Suiza y el del televoto, Croacia, con 337 puntos. Es la tercera victoria para Suiza en el certamen, tras la edición inaugural y el triunfo de Céline Dion en 1988.

Ranking final de Eurovisión 2024:

  • Suiza: 591 puntos
  • Croacia: 547 puntos
  • Ucrania: 453 puntos
  • Francia: 445 puntos
  • Israel: 375 puntos
  • Irlanda: 278 puntos
  • Italia: 268 puntos
  • Armenia: 183 puntos
  • Suiza: 174 puntos
  • Portugal: 152 puntos
  • Grecia: 126 puntos
  • Alemania: 117 puntos
  • Luxemburgo: 103 puntos
  • Lituania: 90 puntos
  • Chipre: 78 puntos
  • Letonia: 64 puntos
  • Serbia: 54 puntos
  • Reino Unido: 46 puntos
  • Finlandia: 38 puntos
  • Estonia: 37 puntos
  • Georgia: 34 puntos
  • España: 30 puntos
  • Eslovenia: 27 puntos
  • Austria: 24 puntos
  • Noruega: 16 puntos

Polémicas, descalificaciones y abucheos

La 68ª edición del Festival de Eurovisión ha comenzado su emisión tras un día ajetreado en Malmö que ha comenzado con la descalificación del representante de Países Bajos, Joost Klein, por una investigación que pende sobre él por unas presuntas amenazas a una trabajadora de la producción del certamen en la semifinal del jueves.

La cadena pública de Países Bajos, AVROTROS, definió a través de sus redes sociales la descalificación de su representante como “excesivamente dura” y dio más detalles al respecto. “En contra lo acordado previamente, Joost estaba siendo grabado mientras salía del escenario. En ese momento, pidió en repetidas ocasiones que no quería que fuera así. Esa petición no fue respetada. Eso llevó a que hiciera un movimiento amenazante hacia la cámara. Él no tocó a la mujer que la portaba”, explicaba el ente público. “Defendemos las buenas maneras, que no se nos malinterprete en ese aspecto, pero, en nuestra opinión, solicitar su expulsión no es proporcional al incidente ocurrido. Estamos muy decepcionados por los millones de seguidores que estaban muy emocionados con la final de esta noche”.

A lo largo de la tarde, varias delegaciones han mostrado su queja con la delegación israelí, a la que han acusado de acosar a sus artistas dentro del centro de prensa. La UER ha separado a Israel del resto de delegaciones en los camerinos a primera hora de la tarde, y según el medio israelí Ynet, ha retirado la acreditación al estilista de su representante, Eden Golan, tras intentar grabar sin su permiso a la representante de Grecia, Marina Satti. Mientras esto ocurría en el Malmö Arena, en las calles del centro de la ciudad se celebraba una nueva manifestación en contra de la participación de Israel.

Nebulossa

Nebulossa, con un vestuario que homenajea a Abba en Eurovisión

La presumible victoria de Israel, aupada por el televoto (ha sido la segunda de las 25 en recibir más apoyo del público), hubiese provocado aún más conflictos teniendo en cuenta la situación en Gaza. De hecho, ha sido el máximo responsable de Eurovisión, el sueco Martin Österdahl, quien se ha llevado los mayores abucheos de la noche en el estadio. Los eurofans han condenado lo que consideran una muy mala gestión de las diversas crisis que ha enfrentado el certamen en esta edición, que han desembocado en un absoluto caos en las últimas 48 horas.

Cuando le ha llegado el turno del ensayo final del sábado por la tarde, Bambie Thug, que ha participado representando a Irlanda, tampoco ha aparecido sobre el escenario, aumentando la incertidumbre sobre cuántos países iban a competir finalmente. Activista propalestina, ha explicado a través de su cuenta de Instagram que su ausencia estaba relacionada con varias quejas que había presentado ante la UER en torno a los comentarios despectivos que el comentarista de la televisión pública israelí había hecho sobre su actuación sobre el escenario (representando un rito satánico) y su presencia en el certamen, lo que consideraba era una forma de romper las normas de respeto de Eurovisión. Finalmente sí ha actuado, con un montaje muy criticado.

España retrocede hasta el puesto 22

Mark y Mery, los integrantes de Nebulossa, han felicitado a Suiza por su primer puesto en entrevista con RTVE. España ha retrocedido hasta la posición número 22, obteniendo tan solo 30 puntos (11 del televoto y el resto del jurado profesional), varios puestos por debajo de Blanca Paloma el año pasado, que quedó en la 17ª posición. Sólo tres países quedaron detrás de la candidatura española: Eslovenia, Austria y Noruega.

Con su oscuro y característico vestuario en homenaje a ABBA, que llenó 13 maletas del grupo para su estancia en Suecia, Mery Bass ha cantado y ha bailado junto a sus dos bailarines, César Louzán Ferrío y Iosu Martínez. El público ha respondido con emoción los coros, entonando el “zorra” con fuerza. Apenas se hicieron modificaciones en la coreografía y actuación que triunfó y conquistó Benidorm.

El origen de Nebulossa se remonta a 2018. Dasoussa es un veterano productor de la escena musical valenciana con Atomic Studio. Le pidió a su esposa grabar unas voces líricas para uno de sus proyectos y así surgió ese sonido ochentero de synth-pop. Zorra sigue la línea irreverente, desprejuiciada y empoderada de sus temas anteriores. La letra del tema causó polémica desde su victoria en Benidorm en febrero, con algunos calificándola de machista y otros defendiendo una postura reivindicativa y emancipadora.

 

 

 

 

 

TAGS DE ESTA NOTICIA