Las frases de Milei más salvajes, del “Estado mafioso” a la “corrupta” mujer de Sánchez

El conflicto abierto entre Sánchez y el presidente argentino traen de vuelta las frases de Milei más salvajes, las que lo han llevado hasta la presidencia

Javier Milei, participa en un acto recordatorio del 42° aniversario de la guerra de Las Malvinas.

Javier Milei, participa en un acto recordatorio del 42° aniversario de la guerra de Las Malvinas EFE/ Juan Ignacio Roncoroni

En el convulso panorama político de América Latina, Javier Milei se ha convertido en una de las figura más polémicas y controvertidas. El presidente argentino, conocido por su estilo incendiario y su retórica sin filtros, llama la atención tanto de sus seguidores como de sus detractores. Las frases de Milei, cargadas de un lenguaje crudo y a menudo provocador, reflejan una visión radical del liberalismo económico y una profunda crítica al estado actual de la política y la economía en Argentina y el mundo.

Un fenómeno global de descontento

Desde su irrupción en la esfera pública, Javier Milei ha utilizado su plataforma para desafiar el status quo y denunciar lo que él considera las fallas estructurales del Estado y sus representantes. Sus intervenciones públicas están plagadas de declaraciones que, lejos de buscar la conciliación, apuntan a desmantelar lo que él describe como una “casta política” corrupta e ineficaz. La contundencia de sus palabras y su estilo directo han convertido sus discursos en un fenómeno viral. Lo han llevado a la presidencia de Argentina, sí. Pero también han suscitado un intenso debate sobre los límites del discurso político y el impacto de su retórica en la sociedad.

El ascenso de Milei en la escena política no es un fenómeno aislado. Se inscribe en un contexto global de descontento y polarización. Figuras populistas y de extrema derecha han encontrado un terreno fértil para sembrar sus ideas en este entorno. En Argentina, un país golpeado por crisis económicas recurrentes y una profunda desconfianza en las instituciones, Milei ha logrado captar el apoyo de un sector de la población que busca respuestas rápidas y contundentes a problemas complejos. El tiempo dirá si sus palabras fueron en vano o no. La pelota ahora está en su tejado.

La retórica combativa de Milei

Las frases de Milei más salvajes, del Estado mafioso a la mujer de Sánchez

Javier Milei durante su intervención en el VIVA 24 (EFE)

Las frases de Milei no solo revelan su pensamiento económico y político. También dejan entrever su personalidad combativa y su disposición a confrontar a sus oponentes sin miramientos. Entre sus objetivos favoritos están los políticos tradicionales, a quienes acusa de ser los responsables de la decadencia del país, y las políticas intervencionistas que, según él, perpetúan la pobreza y la desigualdad. Su discurso, plagado de términos como “parásitos”, “mafiosos” y “delincuentes”, ha desatado una serie de reacciones en cadena, desde la indignación hasta la admiración incondicional.

El estilo de Milei no se limita a la esfera económica. Va mucho más allá. Se extiende a cuestiones sociales y culturales. Sus comentarios sobre el rol del Estado, la educación pública y hasta temas tan personales como la familia del presidente español Pedro Sánchez, muestran una amplitud de temáticas que desafían las normas tradicionales del debate político. Este enfoque transversal le permite conectar con una amplia gama de ciudadanos, desde jóvenes desencantados hasta empresarios desilusionados con el intervencionismo estatal.

Las frases de Milei más salvajes y conocidas

  • “Entre la mafia y el Estado, prefiero a la mafia. La mafia tiene códigos. La mafia cumple. La mafia no miente. La mafia compite”.
  • “Soy el general AnCap (Anarcocapitalista). Vengo de Liberlandia, una tierra creada por el principio de apropiación originaria del hombre. Mi misión es cagar a patadas en el culo a keynesianos y colectivistas hijos de puta”.
  • “El Estado es el pedófilo en el jardín de infantes con los nenes encadenados y bañados en vaselina”.
  • “No vine a guiar corderos, sino a despertar leones”
  • “El Papa es el representante del Maligno en la tierra. Habría que informarle al imbécil que está en Roma que la envidia, base de la justicia social, es un pecado capital”
  • “Una empresa que contamina el río… ¿Dónde está el daño? Lo que no está bien definido ahí es el derecho de propiedad. Esa empresa puede contaminar el río todo lo que quiera. ¿Saben por qué? Porque, como hacen equilibrio parcial, no ven el problema del equilibrio general: sobra el agua. En una sociedad donde sobra el agua y el precio del agua es cero, de manera consecuente, ¿quién va a reclamar el derecho de propiedad de ese río? Nadie, porque no puede ganar plata”.
  • “No tengan miedo. Den la batalla a los zurdos, que se la vamos a ganar. Somos superiores productivamente. Somos superiores moralmente. Esto no es para tibios. ¡Viva la libertad, carajo!”
  • “La venta de órganos es un mercado más. ¿Por qué no puedo disponer de mi cuerpo? Que el Estado me esclavice, pero si yo quiero disponer de cualquier parte de mi cuerpo, ¿cuál es el problema?”
  • “Que el Estado nos llame contribuyentes es equivalente a que un violador llame novia a su víctima”
  • “El cáncer de la humanidad es el socialismo”
  • “Al zurdo de mierda no le podés dar ni un milímetro”
  • “El socialismo esconde lo peor del ser humano que es la envidia, el odio, el resentimiento y si es necesario el asesinato. Nunca se olviden que los malditos socialistas asesinaron a 150 millones de seres humanos”
  • “Qué calaña de gente atornillada al poder. Aun cuando tenga la mujer corrupta, se ensucia y se toma cinco días para pensarlo”.
  • “Pedro Sánchez ha puesto en riesgo a las mujeres españolas permitiendo la inmigración ilegal de quienes atentan contra su integridad física”