Hace 6 décadas, una mujer fue elegida jefa de gobierno por primera vez en la historia

¿Una mujer en el gobierno? Ahora lo vemos como algo normal, pero hace poco más de medio siglo significó todo un hito para un país y para todo el planeta

Sirimavo Bandaranaike - Internacional

Sirimavo Bandaranaike junto a Kwame Nkrumah, presidente de Ghana, en 1964 (Central Press)

En un hito trascendental que supuso un antes y un después en la historia política a escala internacional, hace seis décadas, una mujer ascendió al más alto cargo de gobierno en Sri Lanka, entonces conocida como Ceilán. Sí, nos estamos refiriendo al extraordinario caso de Sirimavo Bandaranaike.

Sirimavo Bandaranaike, una figura aristocrática y política de renombre de su país, se convirtió en la primera mujer en ser elegida jefa de gobierno, allanando el camino para una nueva era de liderazgo femenino en el ámbito político. Un rol de la mujer que ahora damos por hecho, pero que entonces se veía como algo insólito y rompedor.

La formación de Sirimavo Bandaranaike y su ascenso al poder

La presidenta Sirimavo Bandaranaike - Internacional

Sirimavo Bandaranaike durante una reunión internacional (Archivo)

Nacida en el seno de una distinguida familia aristocrática con fuertes lazos religiosos, Sirimavo Bandaranaike recibió una educación que combinaba los valores tradicionales con un fuerte sentido de servicio social y nacionalismo. Su matrimonio con Solomon R. Dias Bandaranaike, un destacado político que posteriormente fundó el Partido de la Libertad de Sri Lanka (SLNP), la catapultó aún más hacia el escenario político.

Tras la trágica muerte de su esposo, Sirimavo Bandaranaike asumió el liderazgo del SLNP, convirtiéndose en la voz y la cara del partido. Su victoria en las elecciones de 1960 la llevó al cargo de primera ministra, un momento histórico que resonó en todo el mundo y desafió las convenciones arraigadas sobre el liderazgo político de las mujeres. El antes y el después en la política global.

El legado político de Sirimavo Bandaranaike

Sri Lanka - Internacional

La sociedad de Sri Lanka celebrando el aniversario de su independencia (EFE)

Durante su primer mandato, Bandaranaike se dedicó a consolidar la estabilidad interna del país, enfrentando tensiones étnicas y religiosas y promoviendo la convivencia entre comunidades. Su política económica y social, junto con una política exterior basada en la no alineación y la diplomacia constructiva, la convirtieron en una figura influyente tanto a nivel nacional como internacional.

A pesar de sus logros, el camino de Bandaranaike estuvo marcado por desafíos y conflictos, tanto en el ámbito interno como externo. Tuvo que enfrentarse a rebeliones internas, insurgencias étnicas y desafíos económicos, mientras buscaba mantener la cohesión nacional y la estabilidad política.

Sirimavo Bandaranaike dejó un legado perdurable como pionera del liderazgo femenino en la política mundial. Su valentía, determinación y visión la convirtieron en un ícono de la lucha por la igualdad de género y la representación femenina en la esfera pública.

Seis décadas después de su histórica elección como primera ministra de Sri Lanka, el legado de Sirimavo Bandaranaike continúa inspirando a generaciones de mujeres y líderes políticas en todo el mundo. Su valiente ejemplo nos recuerda la importancia de la inclusión, la diversidad y el empoderamiento de las mujeres en la política, en particular, y la sociedad, en general.

TAGS DE ESTA NOTICIA