tercera española

Carolina Marín, octava mujer en lograr el premio Princesa de Asturias de los Deportes

La campeona de bádminton recibe el prestigioso galardón que solo habían obtenido hasta ahora dos españolas (la tenista Arantxa Sánchez Vicario y la nadadora Teresa Perales) en sus 38 años de historia

Carolina Marín durante el reciente campeonato europeo de bádminton

Carolina Marín durante el reciente campeonato europeo de bádminton Efe

La jugadora de bádminton Carolina Marín (Huelva, 1993) ha sido distinguida este miércoles con el premio Princesa de Asturias de los Deportes y se ha unido así al minoritario grupo de mujeres que han obtenido este reconocimiento a lo largo de los 38 años de historia de la gala.

La campeona campeona olímpica, cuádruple campeona mundial y heptacampeona de Europa figuraba desde hace varios años entre las candidatas a recibir este prestigioso premio, pero siempre se quedaba a las puertas. Sin ir más lejos, hace dos años parecía llamada a recibir el galardón, pero finalmente se concedió al equipo olímpico de refugiados.

En alguna ocasión, la volantista había expresado cierta contrariedad respecto a la desigualdad en las distinciones entre hombres y mujeres. “Hace mucho tiempo que no le dan el Princesa de Asturias a una mujer”, dijo en una entrevista en XL Semanal en el año 2018 (cuando ya había logrado el oro olímpico en Río 2016).

Las mujeres premiadas

Y, ciertamente, un repaso al palmarés de los Princesa de Asturias refleja una gran desproporción entre los premiados y las premiadas. Solo dos españolas lo han conseguido a lo largo de casi cuatro décadas: la tenista Arantxa Sánchez Vicario en 1998 y la nadadora paralímpica Teresa Perales en 2022.

Más allá de nuestras fronteras, otras deportistas también se han hecho con el galardón, pero tampoco son muchas más: las tenistas Martina Navratilova (1994) y Steffi Graff (1999); las atletas Hassiba Boulmerka (1995) y Yelena Isinbáyeva (2009); y la esquiadora alpina Lindsey Vonn (2019). Es decir, que en total solo 8 mujeres (incluyendo ya a Carolina Marín) han logrado el Princesa de Asturias a lo largo de sus 38 años de historias.

Hace apenas un mes, Marín se proclamó campeona de Europa por séptima vez en su carrera en la ciudad alemana de Saarbrücken  tras deshacerse en el partido por el título de la escocesa Kirsty Gilmour por 21-11 y 21-18. Y todo ello después de haber sufrido dos graves lesiones, lo cual, sin duda, forma parte de sus méritos destacados a la hora de haber sido reconocida con el Princesa de Asturias.