Invasión rusa

Dos misiles rusos contra el hospital oncológico infantil de Kiev

Lluvia de misiles contra Ucrania. El hospital infantil más importante del país ha sido atacado. Al menos 32 personas han muerto

Hospital

Los servicios médicos atienden a un niño que ha sufrido un ataque en el hospital en el que estaba ingresado Efe

Rusia ha lanzado un atroz ataque aéreo con misiles contra varias ciudades de Ucrania. De momento, los medios locales confirman que hay más de 32 muertos, incluidos niños, y alrededor 150 de heridos. Aunque las cifras podrían aumentar porque aún se están produciendo las labores de rescate.

Una lluvia de misiles rusos ha sorprendido esta mañana a Ucrania. Kyiv, Dnipro, Kryvyi Rih, Sloviansk, Pokrovsk y Kramatorsk fueron atacadas con 40 misiles rusos. En la capital ucraniana, los misiles del Ejército de Putin han impactado contra un hospital infantil.

De acuerdo con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, se trata de uno “uno de los hospitales infantiles más importantes no sólo de Ucrania, sino también de Europa. Okhmatdyt ha estado salvando y restableciendo la salud de miles de niños”.

El mandatario anunció que tras el ataque ruso, “hay gente bajo los escombros, y aún se desconoce el número exacto de víctimas. En estos momentos, todo el mundo está ayudando a retirar los escombros: médicos y gente corriente”.

Zelenski recordó que atacar hospitales y matar a civiles es un crimen de guerra. “Rusia no puede alegar ignorancia de dónde vuelan sus misiles y debe responder plenamente de todos sus crímenes. Contra las personas, contra los niños, contra la humanidad en general. Es muy importante que el mundo no guarde silencio sobre esto ahora, y que todo el mundo vea lo que es Rusia y lo que está haciendo”.

Los canales de seguimiento de Telegram informaron de que los misiles entraron en el espacio aéreo ucraniano hacia las 10 de la mañana. También se detectaron lanzamientos de misiles balísticos Kinzhal, informa el diario “Kyiv Independent”.

En la capital ucraniana se escucharon más de 10 explosiones. La defensa antiaérea estaba activa en los suburbios de la capital, según el alcalde Vitali Klitschko.

Hospital

Continúan las labores de rescate bajo los escombros del hospital infantil tras el ataque ruso con misiles

Según la Fiscalía General, sólo en Kiev de momento van nueve personas muertas y 23 heridas. 

Reacciones

Las redes sociales se llenaron rápidamente de imágenes del hospital infantil atacado y de repulsa hacia Rusia.

Las imágenes de los rescates en el hospital infantil, tras el ataque ruso, son sobrecogedoras. El ataque del Ejército del Kremlin se produce en un contexto internacional clave. Mañana arranca la cumbre de la OTAN en Washington, que celebra su 75º, con un presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en horas bajas.

Varios analistas ven en este ataque un aviso de Putin para que se ponga en práctica su “plan de paz”. Así se lo trasladó al mandatario húngaro, el primer ministro Viktor Orban, este fin de semana en Moscú. Orban se encuentra ahora en Pekín.

El secretario general de la ONU, António Guterres, condenó este lunes el ataque de Rusia contra el Hospital Pediátrico Okhmatdyt de Kiev y otras infraestructuras en el país, y que ha dejado al menos 32 fallecidos, incluidos niños, y decenas de heridos.

Guterres “condena con fuerza el ataque con misiles de la Federación Rusa de hoy sobre infraestructuras residenciales y civiles en toda Ucrania”, transmitió su portavoz, Stéphane Dujarric, en su rueda de prensa diaria recogida por la agencia EFE, cuantificando los heridos en unas 150 personas.

El portavoz señaló que los misiles rusos cayeron en el hospital Okhmatdyt, el mayor hospital pediátrico del país, que “resultó gravemente dañado mientras los niños estaban recibiendo tratamiento”, y en otras instalaciones médicas en el distrito Dniprovsky de la capital, incidentes que calificó como “particularmente escandalosos”.