la mujer en la corona

La Princesa Leonor, en Zaragoza: “Lo que vivimos mientras nos formamos en la Academia nos une para siempre”

La Princesa Leonor recibe la medalla de Aragón y es distinguida como hija adoptiva de la ciudad tras su paso por la Academia de Zaragoza. "Lo que he vivido aquí supera con creces lo que pensaba hace diez meses"

La princesa de Asturias, Leonor de Borbón, saluda al público después de recibir sendos homenajes por parte de las principales instituciones aragonesas y de la ciudad de Zaragoza,

La princesa de Asturias, Leonor de Borbón, saluda al público después de recibir sendos homenajes por parte de las principales instituciones aragonesas y de la ciudad de Zaragoza, Efe

Día emotivo para la Princesa de Asturias en Zaragoza. Tras su paso por la Academia General Militar, Aragón la despide con una serie de actos conmemorativos, divididos entre el Palacio de la Aljafería, el Ayuntamiento y la Catedral de la Seo, donde ha recibido las medallas de Aragón, de las Cortes de Aragón, y la han distinguido como hija predilecta de la ciudad.

“Lo que vivimos mientras nos formamos en la Academia nos une para siempre”, ha aseverado al término de los actos, en la catedral. “Lo que he vivido aquí supera con creces lo que pensaba hace diez meses”.

Este acto supone el primero que, sin presencia de sus padres, los Reyes de España, pronuncia un mensaje institucional. Al llegar a la catedral, la Peincesa de Asturias ha sido aclamada por multitud de aragoneses quienes, entre otras cosas, le han deseado “Suerte”. A lo largo del discurso, ha tenido la influencia del Monarca muy presente, y lo ha nombrado en dos ocasiones. Ha asegurado que vino a Zaragoza el 17 de agosto con “muchas expectativas”, por lo que “me había contado mi padre”, y ha resaltado su “ilusión y ganas de aprender”. Al término de su mensaje, ha remarcado “en estos días haber hablado mucho” de estos actos con el Jefe del Estado, ya que Don Felipe recibió las mismas distinciones hace 40 años.

“Hemos superado momentos que requerían un gran trabajo de equipo”

Pese a ser un acto civil, la Princesa ha ido vestida con el uniforme caqui de cadete, y el toisón de oro, lo que se conoce como el traje de especial relevancia. Doña Leonor ha realzado los valores que ha aprendido durante su paso por la Academia Militar. “No sólo me he formado como cadete, sino que descubrir la exigencia académica e intelectual, física y técnica que significa, me hace apreciar aún más al Ejército de Tierra y a nuestras Fuerzas Armadas”. “Me he sentido en casa, acogida y acompañada”. ¡Ya empiezo a echaros de menos!”, ha confesado a los asistentes.

Para la Princesa, el sentido de compañerismo que ha desarrollado durante su estancia aquí ha sido muy importante. “Lo que vivimos mientras nos formamos en la Academia nos une para siempre”, ha dejado claro. “Aquí hemos jurado bandera, superado momentos que requieren esfuerzos y un gran trabajo de equipo”.

Aún la Princesa estará en Zaragoza alrededor de cinco semanas más, tras realizar sus exámenes de admisión y asistir a la entrega de despachos. Aún así, no ha querido terminar el acto de despedida de esta tierra sin unas palabras de agradecimiento. “Estoy muy agradecida por lo que me ha dado esta ciudad” “Habéis hecho posible que me sienta una aragonesa más”.

Previamente a sus palabras, el presidente de Aragón, Jorge Azcón, ha destacado que los aragoneses “no tienen nada que ocultar” y “defienden a carta cabal los principios de igualdad y de unidad”. El presidente se ha dirigido a la hija de Felipe VI: “Alteza, cuando al alcanzar la mayoría de edad juró ante las Cortes el desempeño fiel  de sus funciones y respetar los derechos de las comunidades autónomas, fuimos conscientes los aragoneses de aquel momento histórico y lo entendimos con un sentimiento integrador, y de conexión con la unidad del país”. Tras las palabras del presidente, se ha leído el Real Decreto por el que se le ha impuesto a la Princesa la Medalla de Aragón.

Ni Podemos, ni Chunta Aragonesista ni IU acuden a los actos

Previamente a su llegada a la catedral, la Princesa ha comenzado su itinerario en el palacio de la Aljafería. Allí han recibido a Doña Leonor el presidente de Aragón, Jorge Azcón; la ministra de Defensa, Margarita Robles; y la presidenta del Parlamento, Marta Fernández, quienes han acompañado a la Princesa durante todos los actos. En el interior del palacio, en el patio de Santa Isabel, se ha leído el decreto de imposición y colocado la medalla de Aragón. Tras el solemne acto, ha habido en el antiguo patio de armas una foto de familia.

Tanmbién han estado presentes, los diputados de las Cortes (con la excepción de Podemos, Chunta Aragonesista e IU, que no han asistido). El Parlamento Aragonés está presidido por la diputada de Vox, Marta Fernández, a la que acompañan en la Mesa de las Cortes Ramón Celma (PP), Elisa Sancho (PSOE). La composición del acto parlamentario la suman 67 parlamentarios.

El Palacio de la Alfajería es un edificio del siglo XI, sede de las Cortes de Aragón. La UNESCO en 2001 declaró Patrimonio Nacional el arte mudejar de Aragón, siendo este palacio uno de los monumentos más representativos.
La Princesa se ha dirigido después al Salón del Trono de los Reyes Católicos, donde ha firmado en el libro de Oro.

Tras el acto, la Princesa se dirigió al ayuntamiento de Zaragoza, donde recibió el diploma por el que se le concede el título de hija adoptiva. Centenares de ciudadanos se han agolpado alrededor de las puertas del consistorio para recibir a la hija de los Reyes. Durante el acto, a alcaldesa de la ciudad, Natalia Chueca, le ha cedido el bastón de mando, un gesto que los alcaldes del país tienen por protocolo como gesto de deferencia hacia el Rey, y que en el día de hoy lo han tenido con la Princesa.

TAGS DE ESTA NOTICIA