Ortega: “Inditex mira al futuro, sin perder de vista su pasado”

Marta Ortega, presidenta no ejecutiva, pone en valor el legado recibido y los contrastes del gigante textil, que constituyen la "verdadera magia" de la compañía

En primer plano, Marta Ortega, presidenta no ejecutiva de Inditex, durante la Junta General de Accionistas.

En primer plano, Marta Ortega, presidenta no ejecutiva de Inditex, durante la Junta General de Accionistas. EFE.

“Para mí esta compañía es una suma de contrastes, donde conviven con naturalidad: la transparencia, con la discreción; el detalle, con el volumen; la tecnología, con la tradición; y un largo etcétera de paradojas que dan sentido a todo lo que hacemos”. Marta Ortega, presidenta no ejecutiva de Inditex, definió así el alma de la empresa en su tercera comparecencia ante sus accionistas.

Haciendo honor a la discreción que caracteriza a la firma fundada por Amancio Ortega -su padre, quien no asistió a la reunión-, su sucesora ejemplificó en ella misma el espíritu del dueño de Zara. Una Marta Ortega, vestida en color beis, sin pendientes, con voz pausada y manos entrelazadas, puso en valor el legado recibido, los contrastes de una compañía con un ADN único, que constituyen “su verdadera magia”.

“Inditex sigue aquí, donde nació -afirmó Marta Ortega- con la perspectiva de lo cercano, pero observando el mundo entero. En Inditex miramos hacia el futuro, pero no perdemos de vista nuestro pasado. Buscamos siempre el equilibrio entre nuestra esencia y la continua transformación del mundo que nos rodea”. Al tiempo que añadió, “somos una empresa de espíritu joven, que está basada fuertemente en el valor de las personas. Esa es el alma que la hizo nacer cuando la fundó el señor Ortega y la que la se ha mantenido viva desde entonces.

Quedaron para el consejero delegado, Óscar García-Maceiras, los detalles de la evolución del negocio, las cifras del impacto social y el compromiso por la sostenibilidad, con el anuncio de una nueva inversión en Galy, una start-up estadounidense que cultiva algodón en laboratorio. 

Galy, fundada por el exconsultor Luciano Bueno en 2019 en Estados Unidos, en 2021 entregó la primera prueba de concepto en 2021, siendo ya una compañía reconocida con diferentes premios. Esta inversión que ejemplifica el espíritu de futuro de Inditex con un firme compromiso en su estrategia de sostenibilidad, en particular en el uso de fibras recicladas y de menor impacto ambiental, en descarbonización y biodiversidad.

Como señaló García Maceiras al terminó su intervención enlazando con las palabras de la presidenta, “en Inditex, estamos orgullosos del legado que hemos recibido, somos muy exigentes con nuestro presente y estamos tremendamente ilusionados con nuestro futuro”.

Evolución

“Eficiente, rentable y responsable”, definió García Maceiras la evolución de Inditex durante 2023 y el inicio de 2024.”Una compañía que ha sido capaz de aprovechar cuantas oportunidades se han planteado en todos los formatos, canales y mercados”, afirmó, al tiempo que recalcó la solidez de los márgenes -el margen bruto sobre ventas se situó en el 57,8%- y la firme disciplina en la gestión de los gastos operativos, con un crecimiento inferior a las ventas en porcentaje.

Destacó a su vez el impacto de la actividad de Inditex en su entorno, como tractor de la actividad de sus proveedores, más de 6.600 en España que le facturan de forma conjunta casi 6.900 millones de euros. Además, de su contribución fiscal -con un impacto global en España estimado en más de 4.500 millones (el equivalente a más del 1% de la recaudación en España)- y como generador de empleo, más de 155.000 empleos en España sumando el empleo directo, indirecto e inducido. Explicó que la circunstancia de que su sede permanezca en Galicia facilita 9.200 empleados directos en la comunidad autónoma, que se multiplican por ocho si se considera el efecto arrastre de su actividad en esta región.

En su presentación, el consejero delegado recordó a los accionistas la inversión prevista para 2024, 1.800 millones de euros con carácter ordinario y 900 millones de euros de inversión extraordinaria (a los que sumarán otros 900 en 2025) que permitirán el desarrollo de nuevas capacidades logísticas, en su mayor parte en España.

La Junta de Accionistas, que contó con una participación del 89,65% entre accionistas presentes y representados, aprobó todos los puntos del orden del día. De esta forma, se validaron las cuentas anuales del pasado ejercicio y la distribución de un dividendo total de 1,54 euros por acción. También acordó la reelección de Denise Kingsmill y el nombramiento de Belén Romana García como consejeras independientes, así como el nombramiento de Flora Pérez Marcote como consejera dominical (Flora Pérez Marcote había representado hasta ahora en el Consejo de Inditex a la sociedad Pontegadea Inversiones, S.L.). Se acordó también la propuesta de reducción del mandato de los consejeros a dos años.