OPA BBVA/Sabadell: despedir a una mujer es más barato en caso de ERE

Las plantillas de ambas entidades suman 140.776 empleados en todo el mundo. Las mujeres en BBVA son algo más de la mitad, el 51,8%, en el Banco Sabadell un porcentaje similar, el 55,3%

El BBVA ya ha concretado su oferta para la fusión con Banc Sabadell

El BBVA ya ha concretado su oferta para la fusión con Banc Sabadell Efe

BBVA ha sorprendido lanzando una OPA sobre Sabadell. Ofrece las mismas condiciones que planteó la semana pasada, pero en lugar de preguntar a la junta directiva del Sabadell se lo plantea directamente a los accionistas. Condiciona la compra a que más del 50% de los accionistas acepten la oferta. La oferta consistiría en un mero canje de acciones. Una acción del BBVA por cada 4,83 acciones del Sabadell.

La posible compra por parte del BBVA del Banco Sabadell extiende de nuevo en el horizonte el fantasma de los despidos. ¿Pero qué clase de trabajador o trabajadora se iría a la calle? Ahora mismo, ambas plantillas suman 140.776 empleados en todo el mundo. Las mujeres en BBVA son algo más de la mitad, el 51,8%, en el Banco Sabadell un porcentaje similar, el 55,3%. Sin embargo, si nos fijamos por tramos de edades, los hombres son mayoría a partir de los 55 años que es la edad que se suele fijar para las salidas voluntarias. Así que en el caso hipotético de un ERE tras la fusión de los dos bancos, habría más despidos masculinos que femeninos. Pero hay otros factores que también se tienen en cuenta. A las empresas les sale más barato despedir a los empleados que menos dinero ganan y la brecha entre hombres y mujeres en la banca es enorme.

Según los últimos datos de la Agencia Tributaria, el salario medio de los hombres que trabajan en el sector es de 53.810 euros al año frente a los 37.897 de sus compañeras. Esto supone una diferencia de 16.000 euros anuales. Y pese a que el sector emplea a más mujeres que hombres, si nos fijamos en la letra pequeña, los que más ganan, los que están en los puestos directivos, son mayoría hombres. Eso significa que es más barato despedir a las mujeres, que ganan menos y tienen puestos inferiores. Y por lo tanto estarían en el punto de mira de la empresa.

Hay precedentes. Cuando La Caixa se fusionó con Bankia hubo una reestructuración de la plantilla. En julio de 2021, la empresa llegó a un acuerdo con los sindicatos para llevar a cabo el mayor Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la historia de la banca española. Se saldó con 6.452 salidas, todas ellas prejubilaciones voluntarias. En este tipo de despidos, los sindicatos hablan de casos en los que las mujeres han salido antes que los hombres porque su despido resultaba más barato. Haciendo cuentas, los números cuadran mejor si las que se marchan son mujeres, con puestos menos relevantes e indemnizaciones más bajas.

¿Un ERE de 4.000 empleados?

En este caso son solo suposiciones puesto que el presidente del BBVA, Carlos Torres, ha enviado una carta al Sabadell explicando los pormenores de la operación e insiste en que no habrá medidas traumáticas para la plantilla. Solo en España, el BBVA cuenta con 23.418 trabajadores y el Banco Sabadell con 13.441 empleados. De producirse algún tipo de ERE, se habla de unos 4.000 empleados amenazados.

Otro de los problemas que se podría avecinar con esta fusión es la concentración bancaria. Si en 2008 existían 55 entidades bancarias, 16 años después ese número se reduciría a 9 entidades en total si se llevara a cabo la fusión. El propio presidente de la Generalitat Valenciana, Carlos Mazón, ha mostrado su preocupación ya que el grupo llegaría a concentrar el 60% del mercado bancario en esa comunidad.

Y en esa misiva, el presidente del BBVA también da otras pistas. El nuevo grupo mantendría dos sedes operativas, una en Madrid y otra en Barcelona y las dos marcas serían diferentes en aquellos territorios en los que el Banco Sabadell tiene mayor arraigo, como es el caso de Cataluña.

Y un punto importante. El BBVA ostentaría la presidencia, es decir, el propio Torres en un principio se mantendría como presidente de la nueva entidad y la vicepresidencia sería para el Sabadell, con Josep Oliu al frente. Ninguna mujer se perfila para encabezar el grupo.

TAGS DE ESTA NOTICIA