Elecciones UE

¿Estaría Ursula Von der Leyen dispuesta a pactar con la ultraderecha?

La candidata de los populares europeos agita la campaña al insinuar una alianza de los populares europeos con Meloni

La Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen (5-R), candidata al Partido Popular Europeo, vista en una gran pantalla durante el debate de Eurovisión 2024 para la presidencia de la Comisión Europea, tomando Lugar en el hemiciclo del Parlamento Europeo en Bruselas, Bélgica, 23 de mayo de 2024.

La Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen (5-R), candidata al Partido Popular Europeo, vista en una gran pantalla durante el debate de Eurovisión 2024 para la presidencia de la Comisión Europea, tomando Lugar en el hemiciclo del Parlamento Europeo en Bruselas, Bélgica, 23 de mayo de 2024. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

Ahora que empieza la carrera por el liderazgo de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen está en el punto de mira. Sus rivales no han tardado en destacar lo que se percibe como un fallo o un peligro de la actual presidenta de la Comisión: su disposición para pactar con la ultraderecha europea, en concreto con Giorgia Meloni.

Von der Leyen es la candidata del Partido Popular Europeo (EPP), que es técnicamente de derechas pero se sitúa, junto al grupo de Socialdemócratas (S&D), en el centro del Parlamento Europeo; entre los dos hay un equilibrio. Por su parte, el partido de Meloni, Fratelli d’Italia, pertenece a uno de los dos grupos a la derecha del EPP, los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR), misma facción a la que pertenece Vox.

Sería una alianza estratégica: la coalición entre el ECR e Identidad y Democracia, el otro grupo de ultraderecha, está proyectada para convertirse en la tercera fuerza parlamentaria. Pero mientras los del ECR critican a Meloni por su simpatía hacia el EPP, los críticos de von der Leyen no ven con buenos ojos el puente que quiere tender entre ambos grupos, sirviéndose de Meloni.

Von der Leyen ya ha afirmado que está dispuesta a trabajar con Fratelli d’Italia tras las elecciones de la UE en junio, argumentando que es necesario para mantener el bloque en un curso proeuropeo. Segun ella, la lider italiana cumple con los tres requisitos clave que permiten la alianza: “[Meloni] es claramente proeuropea, en contra de Putin, ha sido muy clara en eso, y a favor del estado de derecho. Si eso se mantiene, le ofrecemos trabajar juntos“, afirmó von der Leyen sobre Meloni durante el debate electoral ‘Eurovisión’.

Von der Leyen y su Partido Popular Europeo (EPP) ya habían dejado caer la posibilidad de cooperar con los legisladores de la UE de Meloni, tras unas elecciones en las que se espera que la actual mayoría parlamentaria formada por el EPP, los Socialistas y los liberales se reduzca. En el debate, y ante la presión sobre el retroceso de Meloni en los derechos LGBTQI, von der Leyen dijo que tenía un “enfoque completamente diferente” pero argumentó que Europa sería más débil sin el apoyo de Meloni y sugirió que los Verdes no son un socio confiable cuando se trata de votos clave.

El candidato principal de los Socialistas para las elecciones de la UE, Nicolas Schmit, criticó el enfoque de von der Leyen, describiendo al ECR como “no democrático” y diciéndole: “Necesitamos claridad y no ambigüedad”.

Bloquear a la ultraderecha

El EPP es el único partido principal que no ha firmado una declaración comprometiéndose a no cooperar con fuerzas de extrema derecha como los del ECR y el grupo Identidad y Democracia (ID), que están luchando contra los liberales de la UE para convertirse en la tercera fuerza en el próximo parlamento. Ninguno de sus miembros estuvo representado en el debate, aunque dominaron la discusión entre los candidatos.

El ECR incluye a Vox, a Reconquête de Francia y Fratelli d’Italia de Italia, mientras que el ID incluye a la Lega de Salvini y el Rassemblement National de Marine Le Pen. Por eso los cuatro candidatos principales de los grupos de la Izquierda, los Verdes, los Liberales y Demócratas de Renew Europe y los Socialistas y Demócratas (S&D) criticaron a von der Leyen por sus acercamientos a la extrema derecha.

“No considero que el ECR y el ID sean fuerzas democráticas [porque] tienen una visión diferente de Europa“, sentenció Schmit durante el debate. Él mismo aseguró que nunca trabajaría con la extrema derecha y preguntó a von der Leyen qué significaba ser proeuropeo para ella. “[La idea de Europa de Meloni] no es la misma que tú tienes”.

“[Los partidos de extrema derecha] están absolutamente en contra de Europa, quieren desmantelar Europa desde dentro”, agregó el candidato liberal de la UE, Sandro Gozi, del partido Renaissance, de Emmanuel Macron.

Pero von der Leyen señaló claramente que no tiene la intención de aliarse con todo el grupo ECR, sino solo con partes de él que cumplan con los tres criterios, incluso si ella y Meloni no comparten las mismas opiniones sobre cuestiones como los derechos LGBTQI.

En el último Eurobarómetro, dos de las tres principales preocupaciones de los ciudadanos eran la lucha contra la pobreza y la creación de nuevos empleos, pero las cuestiones sociales jugaron un segundo plano en el debate sobre defensa, asuntos exteriores y seguridad.

Schmit, quien ahora ocupa el puesto de Comisionado de la UE para Empleos, destacó la necesidad de invertir en personas, mejorar sus condiciones laborales, garantizar un nivel de vida decente, reducir la pobreza y proporcionar igualdad de oportunidades para todos. El luxemburgués fue apoyado por el candidato principal de la izquierda, Walter Baier, quien comenzó su discurso recordando la necesidad de hablar sobre problemas de la vida real durante el debate.

Según Baier, las raíces del ascenso de la extrema derecha son sociales. “A menos que demos a las personas una vida digna, una vivienda decente y trabajos seguros, no podremos derrotar a la extrema derecha en Europa”, enfatizó el candidato principal de la izquierda, Walter Baier.

TAGS DE ESTA NOTICIA