Rosario Sánchez ante el reto del turismo sostenible en España

La nueva secretaria de Estado de Turismo apuesta por "trabajar de la mano con el sector" en un modelo sostenible. El desafío es encontrar el equilibrio entre cifras récord de visitantes y la presión que padecen los destinos más exitosos

Imagen de Rosario Sánchez, nueva secretaria de Estado de Turismo.

Rosario Sánchez, nueva secretaria de Estado de Turismo, tomó ayer posesión de su cargo. Ministerio de Industria y Turismo.

Rosario Sánchez Grau, nueva secretaria de Estado de Turismo, tiene claro cuál es el reto al que se enfrenta. Lo resumió ayer en X tras tomar posesión de su cargo cuando afirmó que “trabajará intensamente y de la mano con el sector para que España también sea líder en turismo sostenible“.

Este desafío lo corroboró a su vez el ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, quien señaló que, con su incorporación al equipo, se seguirá impulsando la transformación sostenible del sector turístico y la ejecución de los programas financiados a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Durante su intervención, Hereu añadió que es “la persona indicada” para lograr el objetivo común de “seguir siendo líderes del sector y al mismo tiempo el epicentro de la reflexión sobre el turismo del futuro”.

Se trata de encontrar un equilibrio entre el atractivo de España como destino turístico internacional y la presión a la que se ven sometidos los territorios más demandados, como las Islas Canarias, Cataluña o Andalucía. Este año, España va camino de batir un nuevo récord de visitantes. En el primer trimestre, recibió más de 16,1 millones de turistas internacionales, un 17,7% más que en el mismo periodo de 2023, según los datos difundidos el pasado viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por países de origen, los principales países emisores fueron Reino Unido, con cerca de 3 millones y un aumento del 15,1%, seguido de Alemania (con casi 2,1 millones y un incremento del 19,5%) y Francia (con cerca de 2 millones, un 15,7% más). Otro buen dato, estos turistas gastaron en España 21.948 millones de euros, un 27,2% más. El turismo es motor de crecimiento económico y empleo. Ayer, se conoció que el número de ocupados en la hostelería creció en más de 57.000 personas en el último año.

La mayoría de los turistas que llegaron a España el pasado mes de marzo, unos 4 millones, eligieron los establecimientos hoteleros para alojarse, lo que supone un incremento del 17,5%. Frente a estos, otros 866.489 se decantaron por la vivienda en alquiler, siendo en este caso el incremento mucho mayor del 55,8%. Es un destino al que los extranjeros principalmente vienen sin paquete turístico.

“Son cifras que invitan al optimismo y a pensar que 2024 va a ser otro año extraordinario para el sector, pero no queremos caer en la complacencia”, advirtió ayer el ministro, al tiempo que destacó  la riqueza histórica, patrimonial, la seguridad y el valor de la gastronomía en España como valores que generan una gran atractividad con la que seguir fortaleciendo su liderazgo en el sector turístico.

La otra cara

La otra cara de la moneda es acompasar el tirón turístico que vive España con el impacto que este genera en las zonas más visitadas, donde la población empieza a mostrar su rechazo ante la afluencia masiva de visitantes y sus consecuencias medioambientales. Es el caso de Canarias, el principal destino turístico con 4,3 millones de visitantes en el primer trimestre. Apenas diez días antes de conocerse estos datos, el pasado 20 de abril, más de 57.000 personas se manifestaron en diferentes puntos del archipiélago contra el modelo actual de turismo con el lema “Canarias tiene un límite”.

Esta protesta saltó también al Congreso de los Diputados, donde el colectivo ‘Canarias se agota’ reclamó una moratoria turística y la paralización de nuevos establecimientos hoteleros, que ha contado con el apoyo de diputados de Sumar. Para estos, se trata de un modelo “depredador”, que “destroza el medio ambiente”, no crea empleo digno y provoca un alza insoportable de los precios de la vivienda. De estas protestas se hicieron a su vez eco los medios británicos.

En este desafío en la búsqueda de un nuevo modelo turístico, además de aunar los intereses con sus socios de coalición, Sánchez Grau deberá analizar el impacto del cambio climático en el sector. El año pasado fue el segundo más cálido por detrás de 2022 y el sexto más seco. España tiene ante sí el reto de la gestión del agua, especialmente en zonas costeras, donde el turismo de playa y la oferta de hoteles con piscinas es muy importante. En el horizonte se vislumbra la necesidad de buscar soluciones a eventuales años con escasa disponibilidad de recursos hídricos para dar respuesta tanto al número de visitantes como a este tipo de oferta turística.