Protestas en EE UU

Estudiantes de la Universidad de Columbia ocupan un edificio al iniciarse las suspensiones

Blinken critica las protestas estudiantiles por no mencionar ni reflexionar sobre Hamás, mientras la Universidad de Columbia comienza las suspensiones de estudiantes del campamento propalestino

Protestas propalestinas

Estudiantes propalestinos protestan en la Universidad de Columbia Efe

Decenas de estudiantes de la universidad neoyorquina de Columbia han ocupado este martes el Hamilton Hall, uno de los edificios más importantes del complejo educativo, horas después de que la dirección del centro comenzara a aplicar suspensiones a estudiantes involucrados en las protestas.

“Decenas de estudiantes de la Universidad de Columbia ocupan Hamilton Hall, lugar de la ocupación de 1968″, aseguró en su cuenta de X la organización Columbia Students for Justice, en una referencia a las revueltas estudiantiles que se produjeron en ese año y en las que también fue ocupado ese emblemático edificio.

La oficina de Asuntos Públicos de la Universidad de Columbia manifestó este martes que la “seguridad de todos y cada uno” de los miembros de su comunidad es “primordial” y que ya están implementando las primeras medidas.

Evitar el campus

“Hemos pedido a los miembros de la comunidad universitaria que puedan evitar acudir al campus de Morningside que lo hagan; el personal esencial debe presentarse a trabajar de acuerdo con la política de la universidad”, ha informado el portavoz de esa oficina, Ben Yang, en un comunicado.

Además, el acceso al campus se ha limitado a estudiantes que habitan en residencias del propio complejo y a los empleados que prestan servicios básicos.

Según informan medios locales, muchos de los estudiantes que se encontraban acampados en la zona de West Lawn para protestar por la guerra de Israel contra Hamás en Gaza se dirigieron de forma espontánea al Hamilton Hall para ocuparlo.

Sanciones a estudiantes

Se produjo esta madrugada, apenas horas después de que la dirección de esta universidad anunciara que había comenzado a aplicar suspensiones a estudiantes involucrados en el campamento de apoyo a Palestina presente en el campus desde hace dos semanas porque, según el centro de estudios, viola sus políticas.

Columbia había dado de plazo hasta las dos de la tarde del lunes, hora de Nueva York, para que desmantelaran el campamento bajo la amenaza de suspenderlos hasta el próximo año, pero estos decidieron mantenerlo en pie.

Algunas imágenes aéreas de Freedom News TV mostraron a varias decenas de personas apiñadas en las escaleras del edificio. También se pudo ver a otras dentro del edificio y una bandera palestina colgada de una de las ventanas.

Un movimiento que se expande

Las protestas de Columbia se suman a las que cientos de estudiantes en decenas de otras universidades en Estados Unidos mantienen desde hace días para protestar por la guerra en Gaza.

Las manifestaciones tienen en común el rechazo a la política estadounidense hacia Israel y la petición de que los centros educativos rompan relaciones con el Gobierno y el sector privado israelí.

Blinken critica las protestas estudiantiles

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, criticó que en las protestas estudiantiles contra la guerra en Gaza que tienen lugar en decenas de universidades de Estados Unidos “no se dice nada de Hamás” ni de los ataques del grupo islamista contra Israel del pasado 7 de octubre. Blinken lamentó desde Riad que en estas protestas estudiantiles, que se extendieron durante el fin de semana, no se “reflexione” sobre los ataques del 7 de octubre que Hamás lanzó contra Israel y se saldaron con alrededor de 1.200 muertos y la captura de más de 200 rehenes.

La ONU, preocupada por la “mano dura”

El alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Volker Türk, expresó este martes su preocupación por la “mano dura” que autoridades educativas y cuerpos de seguridad están aplicando en varias universidades de Estados Unidos a la hora de dispersar manifestaciones de protesta por la guerra en Gaza.

“Me preocupa que algunas acciones de las fuerzas del orden en varias universidades hayan tenido un impacto desproporcionado”, señaló Türk a raíz de que las protestas en diversas universidades estadounidenses, entre ellas las de Columbia y Yale, hayan sido respondidas con decenas de detenciones, expulsiones de alumnos y otras medidas represivas.

“Las medidas tomadas por las autoridades universitarias y por los responsables de los cuerpos de seguridad para restringir estos actos deben ser cuidadosamente escrutadas, para garantizar que se aplican sólo las medidas necesarias para proteger los derechos y libertades de otros”, manifestó.

Antisemitismo

Ante las acusaciones de que en algunas de estas protestas podrían haberse producido actos o discursos de odio hacia el pueblo judío, Türk aseguró que ello sería “inaceptable y perturbador”, pero afirmó que no puede generalizarse esta conducta a todos los participantes en manifestaciones que en muchos casos se desarrollaron sin incidentes.

“Tales conductas deben tratarse de forma individual, en lugar de tomar medidas generalizadas que imputan a todos los participantes de una protesta puntos de vista inaceptables de unos pocos”, aseguró el alto comisionado.

Türk destacó la tradición de las universidades estadounidenses a la hora de ejercer activismo en derechos humanos, y afirmó que la libertad de expresión y de reunión pacífica son fundamentales para la sociedad, “especialmente cuando hay profundos desacuerdos, como ocurre con el conflicto entre Israel y los Territorios Palestinos Ocupados”.

TAGS DE ESTA NOTICIA