Cumbre de la OTAN

La Alianza respalda el camino “irreversible” de la adhesión de Ucrania

Sánchez pide a la OTAN más compromiso en el flanco sur ante la presencia rusa en el Sahel y el aumento del terrorismo

OTAN

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, habla con la ministra de Defensa, Margarita Robles, y el titular de Exteriores Efe

En la primera jornada de trabajo en esta cumbre de la OTAN que se celebra en Washington, que coincide con el 75º aniversario de la Alianza Atlántica, los líderes de la OTAN se centraron en el respaldo a Ucrania. Es muy importante para los 32 miembros del organismo multilateral mostrar unidad respecto a la amenaza rusa. Sin embargo, no todos coinciden en cómo ayudar a Ucrania frente a la invasión de las tropas del Kremlin.

Este miércoles, los 32 garantizaron su apoyo a Ucrania en su “camino irreversible” hacia la integración en la Alianza Atlántica, y aseguraron que le extenderán una invitación para unirse cuando se cumplan las condiciones para ello. La pregunta es si será suficiente para los ucranianos ganen esta guerra total que comenzó Rusia el 24 de febrero de 2024.

Otan

El presidente de EE UU, Joe Biden, junto al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg

En una declaración, los líderes de los países miembro de la OTAN se comprometieron a dedicar en 2025 40.000 millones de euros en ayuda a Ucrania a vencer a Rusia y disuadir nuevos ataques en un futuro.

“Afirmamos nuestra determinación de apoyar a Ucrania en la creación de una fuerza capaz de derrotar la agresión rusa hoy y disuadirla en el futuro. Con ese fin, tenemos la intención de proporcionar una financiación básica mínima de 40.000 millones de euros durante el próximo año“.

Rusia, amenaza directa

“La invasión a gran escala de Ucrania por parte de Rusia ha hecho añicos la paz y la estabilidad en la zona euroatlántica y ha socavado gravemente la seguridad mundial. Rusia sigue siendo la amenaza más significativa y directa para la seguridad de los Aliados. El terrorismo, en todas sus formas y manifestaciones, es la amenaza asimétrica más directa para la seguridad de nuestros ciudadanos y para la paz y la prosperidad internacionales. Las amenazas a las que nos enfrentamos son globales y están interconectadas”, aseveran en el comunicado conjunto.

En esta Cumbre del 75 aniversario “estamos adoptando nuevas medidas para reforzar nuestra disuasión y defensa, reforzar nuestro apoyo a largo plazo a Ucrania para que pueda prevalecer en su lucha por la libertad, y profundizar en las asociaciones de la OTAN”, insistieron los mandatarios.

OTAN

La primera ministra de Italia, Giorgia Meloni, junto a Joe Biden y Stoltenberg

Al inicio de la cumbre, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, había hecho hincapié en la “solidaridad” con el pueblo de Ucrania, que está sufriendo el embate de la guerra iniciada por Rusia y su presidente Vladimir Putin. Sánchez recordó las palabras del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que en la víspera dijo que después de la guerra Ucrania seguirá siendo un país libre e independiente gracias a la ayuda de los países aliados.

Sánchez recuerda el Sahel

Sánchez también pidió a los miembros de la Alianza un mayor compromiso en el flanco sur, especialmente por el incremento de la influencia de Rusia en países del Sahel, la presencia de organizaciones terroristas y de tráfico de personas que generan inestabilidad en la región y están detrás de la migración irregular, según informa Europa Press.

Los miembros de la OTAN también dieron la bienvenida a Suecia, el último en sumarse a la organización atlántica. “Damos una calurosa bienvenida a nuestro trigésimo segundo y más reciente Aliado, Suecia. La histórica adhesión de Finlandia y Suecia las hace más seguras y a nuestra Alianza más fuerte, también en el Alto Norte y en el Mar Báltico. Cada nación tiene derecho a elegir sus propios acuerdos de seguridad. Reafirmamos nuestro compromiso con la Política de Puertas Abiertas de la OTAN, en consonancia con el artículo 10 del Tratado de Washington”, se puede leer en el comunicado.

OTAN

El presidente de Finlandia Alexander Stubb y su pareja Suzanne Innes-Stubb

Aunque no mencionaron directamente a España, el país más rezagado en materia de gasto en Defensa, sí hicieron hincapié en el umbral del 2%. “Nos congratulamos de que más de dos tercios de los Aliados hayan cumplido su compromiso de destinar al menos el 2% del PIB al gasto anual en defensa y elogiamos a los Aliados que lo han superado”.

Aumentar el gasto en defensa

En el comunicado conjunto, explican que los aliados aumentan: “El gasto en defensa de los Aliados europeos y Canadá ha crecido un 18% en 2024, el mayor incremento en décadas. También están invirtiendo más en capacidades modernas y aumentando sus contribuciones a las operaciones, misiones y actividades de la OTAN. Reafirmamos nuestro compromiso permanente de aplicar plenamente el Compromiso de Inversión en Defensa acordado en Vilna, y reconocemos que se necesita más urgentemente para cumplir de forma sostenible nuestros compromisos como Aliados de la OTAN”.

Es más, los aliados son conscientes de que un 2% no será suficiente. “Reafirmamos que, en muchos casos, será necesario un gasto superior al 2% del PIB para remediar las carencias existentes y satisfacer las necesidades en todos los ámbitos derivadas de un orden de seguridad más disputado”.

Cabe recordar que España no llegará a ese objetivo hasta 2029.