Italia

Meloni: “No creo en la solidaridad entre mujeres, solo entre madres”

La primera ministra italiana responde así en una larga entrevista en la que habla de su maternidad desde la primera línea política

Meloni

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni Efe

Primera ministra y madre. Ambas un hecho insólito en la política italiana y prácticamente europea. Giorgia Meloni tuvo siempre claro que ese rasgo de su vida, el de la maternidad, era central en su camino político y personal. Era protagonista también de su discurso. Ante la curiosidad que genera imaginar cómo son las infinitas jornadas de una presidente del Consejo de Ministros, Meloni aceptó la invitación de un famoso podcast sobre maternidad en el que conversó durante casi una hora con la presentadora televisiva Diletta Leotta. En esa charla relata los duros esfuerzos para mantener la promesa de acostar cada noche a su hija, de la culpa que en muchas ocasiones la persigue por las ausencias derivadas de los compromisos relativos a su cargo o del duro postparto en el que, sola, su hija lloraba sin consuelo.

Sin embargo, han sorprendido otras declaraciones realizadas en esa misma conversación, que han llegado incluso a las páginas del “Times”. A pesar de sentirse muy presente en ese imaginario maternal y matriarcal, Giorgia Meloni dice no haber creído nunca en la solidaridad femenina.

“No existe la solidaridad femenina”

“He pensado siempre que no es cierto que exista solidaridad femenina, las mujeres son entre ellas menos solidarias de lo que dicen, como si fuesen víctimas de la narrativa a través de la cual no estarían nunca a la altura de competir con los hombres y se dedican a competir entre ellas”, opina.

Giorgia Meloni

La primera ministra italiana Giorgia Meloni

Palabras que han generado estupor entre la oposición, una de las candidatas a las europeas del Partido Democrático, líder de la oposición en Italia, Annalisa Corrado, ha criticado en la red social X las palabras de la primera ministra. “La sororidad es un tangible y sólido patrimonio de la humanidad. Seas madre o no, las hermanas son un potente estímulo de protección y ayuda vital”, escribió.

La primera ministra italiana dice sin embargo que la solidaridad entre mujeres la descubrió únicamente vinculada, una vez más, a la maternidad. Relata cómo las madres del colegio al que va su hija, Ginevra, de 7 años, se ocupan de llevar a la pequeña a algunas fiestas de cumpleaños a las que ella no puede asistir por sus responsabilidades. “Entre las propias madres es totalmente otra historia. Las madres son solidarias entre ellas como los veteranos en un frente de guerra: han luchado juntos y, al final, es una dimensión de solidaridad diferente”, expresa. Giorgia Meloni añade además que algunas de las satisfacciones más grandes que ha vivido desde que está en lo más alto de la política han sido encontrándose con algunas madres.

Coincide el G-7 con el recital de su hija

De hecho, la líder de extrema derecha relata además que precisamente este mes de junio, cuando se realizará el G-7 bajo la presidencia italiana, coincidirá con el recital de fin de curso de su hija, a la que tuvo que decir que no podría asistir. La primera ministra se separó de su expareja, con la que no estaba casada, el pasado mes de octubre tras la polémica de una serie de vídeos robados del periodista italiano en la que dejaba en evidencia un comportamiento sexista y fuera de lugar con las compañeras del canal de Mediaset en el que trabaja. Desde entonces, Giorgia Meloni abandonó el perfil familiar y se centró en su hija y en reivindicar la que siempre ha definido como una familia “matriarcal”. De hecho, en esta entrevista nombra de nuevo a su madre y a su hermana, sus pilares fundamentales.

Giorgia Meloni

La primera ministra de Italia, Giorgia Meloni

Hablamos con Jennifer Guerra, escritora feminista, autora de ‘Il femminismo non è un brand’ (El feminismo no es una marca), sobre el acercamiento y la distancia constante de la primera ministra con el resto de las mujeres. “Lo que dice es coherente con lo que podemos llamar su storytelling. Ella siempre defiende, por ejemplo, que ser mujer no tiene nada que ver con su rol, lo importante es ser bueno, esforzarse, el género no importa nada. Para ella, haber hecho las cosas sola es un punto de fuerza mucho más importante que haberlas hecho gracias a la solidaridad femenina”, explica.

Sin embargo, añade la escritora, ella sí reclama la solidaridad femenina cuando es víctima, por ejemplo, de ataques sexistas o una de sus ministras, como ha sido recientemente en el caso de la ministra de Natalidad Eugenia Roccella, es atacada por otras mujeres. “Criticó que otras mujeres no dejasen hablar a Roccella en un evento sobre la crisis demográfica, ahí sí apelaba al sentimiento de unión de las mujeres, solo cuando es ella la víctima”, añade.

Pocas mujeres en las listas europeas

La prensa italiana ha criticado recientemente la decisión de la primera ministra Giorgia Meloni y de la líder de la oposición, la secretaria general del Partido Democrático, Elly Schlein, de presentarse a las elecciones europeas. Una candidatura destinada solo a atraer la atención sobre ambas líderes en la captación de votos, ya que las dos deberán renunciar al escaño de eurodiputadas si son elegidas, por incompatibilidad con su rol actual. Debido a esta decisión, de hecho, según la actual disciplina del Parlamento Europeo, habrá menos nombres de mujeres en las listas. Presentar dos mujeres de cabeza de lista equivale, por una ley de paridad, a compensar con más hombres. Esto penaliza la presencia femenina porque en el caso de ambas líderes su elección será ficticia.

Giorgia Meloni

La primera ministra de Italia, Giorgia Meloni

En esas listas está Lucia Annunziata, famosa periodista italiana de larga trayectoria que ha decidido presentarse a las europeas en la lista del Partido Democrático. Le hemos preguntado si en su larga carrera ha sentido que no existía, como dice Giorgia Meloni, la solidaridad femenina. Ella lo niega. “Italia es aún un país muy machista, también en el mundo laboral, donde la competitividad con los hombres es feroz, hay que luchar el doble. Pero yo he sentido siempre el apoyo de otras mujeres. Creo sinceramente que la primera ministra tiene un enfoque muy superficial sobre este tema”, concluye Annunziata.

TAGS DE ESTA NOTICIA