¿Qué ha pasado con Oreo? Multa histórica para las galletas

Las famosas galletas Oreo son noticia por culpa de una multa histórica que ha recibido de parte de Bruselas. La Unión Europea es inflexible

Galletas Oreo - Sociedad

Un grupo de galletas Oreo Licencia Unsplash

En un golpe significativo a una de las mayores compañías de alimentos del mundo, la Comisión Europea ha impuesto una multa de 337,5 millones de euros a Mondelez, el fabricante de las icónicas galletas Oreo. La sanción, anunciada recientemente, responde a las prácticas de la empresa que limitaban las ventas transfronterizas dentro de la Unión Europea. Una acción que Bruselas considera perjudicial para los consumidores y el mercado interno.

Una infracción prolongada

Las prácticas de Mondelez, que se extendieron desde 2006 hasta 2020, consistían en restringir la reventa de sus productos entre los diferentes países miembros de la UE. Esta estrategia buscaba mantener los precios elevados en ciertos mercados, impidiendo que las diferencias de precios entre países pudieran ser aprovechadas por los minoristas y consumidores. La Comisión Europea sostiene que tales acciones fragmentaron el mercado único europeo y privaron a los consumidores de la posibilidad de acceder a precios más competitivos.

¿Tendrá impacto en el consumidor y en el mercado?

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, explicó que las acciones de Mondelez no solo contravenían las normas de competencia de la UE, sino que también perjudicaban directamente a los consumidores europeos. “Las prácticas de Mondelez impidieron a los consumidores europeos beneficiarse de precios más bajos y de una mayor elección en el mercado”, afirmó Vestager.

La fragmentación del mercado europeo tiene consecuencias amplias. En un mercado idealmente unificado, las diferencias de precios entre países deberían disminuir debido a la competencia y la eficiencia del mercado. Sin embargo, las restricciones impuestas por Mondelez crearon barreras artificiales, evitando que los productos Oreo y otros productos de la compañía fueran distribuidos libremente dentro de la UE.

Mondelez, por su parte, ha cooperado plenamente con la investigación de la Comisión Europea. Lo que le ha permitido obtener una reducción del 15% en la multa original. Sin embargo, la empresa no ha escapado a la responsabilidad por sus acciones pasadas. En un comunicado, Mondelez expresó su compromiso con el cumplimiento de las normativas europeas y su intención de revisar y ajustar sus prácticas comerciales para alinearse con las expectativas regulatorias.

Un precedente importante

Esta sanción supone un hito importante en la política de competencia de la Unión Europea. La Comisión Europea ha dejado claro que no tolerará prácticas que fragmenten el mercado interno y perjudiquen a los consumidores. La multa a Mondelez envía un mensaje fuerte a otras empresas sobre las consecuencias de intentar manipular el mercado para obtener beneficios injustos.

Las galletas Oreo, un producto emblemático en los hogares de todo el mundo, están en el centro de un debate. Pero lo está por la perspectiva de la ética empresarial y la competencia justa. No tiene nada que ver con la alimentación. Este caso resalta la importancia de las normativas antimonopolio. Y también el papel crucial de las autoridades de competencia en la protección de los mercados y los consumidores.

TAGS DE ESTA NOTICIA