Ahora puedes saber lo que cobra tu compañero de trabajo y es legal

El hecho de querer saber cuánto cobra mi compañero de trabajo no es precisamente ilegal. Es más, está bien registrado en la ley española

Saber el salario de tu compañero - Economía

Puedes conocer el salario de tu compañero gracias al registro retributivo

En un mundo laboral donde la transparencia salarial ha sido históricamente un tabú, España ha dado un paso decisivo para despejar las nieblas que envolvían las estructuras de remuneración en las empresas. Básicamente, responder a cuánto cobra mi compañero de trabajo ya no es imposible. La obligación de elaborar un registro retributivo, vigente desde marzo de 2019 y reforzada con el Real Decreto 902/2020 de octubre del año siguiente, inauguró una era de mayor claridad en la relación entre empleadores y empleados. Este cambio normativo no solo se alinea con la demanda creciente por equidad de género en el ámbito laboral. También promueve una cultura de justicia y transparencia en toda estructura organizativa.

¿Cuál es el marco normativo?

Desde el 8 de marzo de 2019, todas las empresas que operan en España, independientemente de su tamaño, están obligadas a mantener un registro retributivo de todos sus empleados, incluidos los directivos y altos cargos. Esta obligación, que se inscribe en el artículo 28.2 del Estatuto de los Trabajadores, busca combatir la discriminación salarial. Y facilitar así la igualdad efectiva entre mujeres y hombres en el trabajo.

El Real Decreto 902/2020, que entró en vigor el pasado 14 de abril de 2021, profundiza en la materia y especifica los contenidos que debe tener el registro y cómo debe organizarse esta información. Además, establece mecanismos de control y seguimiento. Así como obligaciones adicionales para las empresas con más de 50 trabajadores. Empresas que, por otro lado, deberán justificar cualquier disparidad retributiva que supere el 25%.

¿Cuáles son las obligaciones para las empresas?

¿Saber cuánto cobra mi compañero de trabajo? Es muy sencillo

Una reunión de trabajo (Licencia Unsplash)

La ley estipula que cada empresa debe elaborar un registro retributivo que refleje los valores medios de los salarios, los complementos y las percepciones extrasalariales. Todos ellos deben estar desglosados por sexo y distribuidos por grupos profesionales o categorías. Este registro se debe actualizar anualmente. Cualquier modificación sustancial en la política retributiva de la empresa debe reflejarse sin dilación.

Además, la representación legal de los trabajadores debe ser consultada con una antelación mínima de diez días antes de la elaboración del registro y de cualquier modificación posterior. Esta medida busca fomentar un diálogo constructivo y transparente entre la dirección de la empresa y sus empleados.

Entonces, ¿es posible saber cuánto cobra mi compañero de trabajo?

Uno de los aspectos más revolucionarios de la nueva normativa es el derecho de acceso al registro retributivo. Todos los trabajadores pueden solicitar y obtener información detallada sobre las estructuras salariales de la empresa. Sin embargo, este acceso se canaliza a través de la representación legal de los trabajadores. Así se asegura el cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos.

En casos donde no exista representación legal, los trabajadores pueden solicitar información directamente. Aunque, en estos casos, la información se limita a las diferencias porcentuales agrupadas por naturaleza de la retribución y clasificación aplicable, sin proporcionar datos individuales específicos.

¿Por qué es importante el registro retributivo?

¿Por qué es importante el registro retributivo?

Una mujer trabaja desde la comodidad de su hogar (Pexels)

El registro retributivo no solo se presenta como una herramienta de equidad y justicia. También es un potencial catalizador para mejorar el clima laboral y la productividad. Al clarificar las estructuras de remuneración, se espera reducir los conflictos internos y fomentar un ambiente de trabajo más armónico y motivador.

La transparencia en la retribución de los trabajadores también tiene el potencial de mejorar la imagen pública de las empresas. A fin de cuentas, las presenta como entidades comprometidas con la justicia social y la equidad de género. Esto podría traducirse en una ventaja competitiva significativa. Especialmente, en sectores donde la marca empleadora juega un papel crucial en la atracción de talento.

TAGS DE ESTA NOTICIA