La diputada que denunció acoso se rompe: “Esto es una mierda para las mujeres”

Cristina Casol arropa a las querelladas y reclama mejoras en el protocolo de acoso del Parlament de Cataluña para que existan más garantías tanto para quienes denuncian como para quienes investigan

La exdiputada de Junts Cristina Casol, a las puertas de la Ciudad de la Justicia

La exdiputada de Junts Cristina Casol, a las puertas de la Ciudad de la Justicia Shooting

Cristina Casol, la exdiputada de Junts que denunció al partido por acoso machista, no quiso faltar a la concentración de apoyo convocada este viernes en la Ciudad de la Justicia para arropar las técnicas que redactaron un informe sobre su caso, contra las cuales el partido independentista se ha querellado por “injurias”.

“Quiero comenzar expresando todo mi apoyo a las técnicas que hicieron el informe a petición de la oficina de igualdad del Parlament. Estamos ante un claro ejemplo de revictimización y esto de alguna manera refleja errores en el protocolo de acoso que tenemos”, dijo en primer lugar la diputada.

Visiblemente emocionada, continuó pidiendo que se trabaje en la línea de aumentar “las garantías para la aplicación de los protocolos y para la mejora en la detección de casos de violencia machista”. “Y también para que haya garantías para quienes presentan una denuncia”, dijo Casol.

Sentirse culpable

Pero conforme avanzaban sus palabras, la emoción comenzó a vencer a la ahora diputada no adscrita (fue fulminada del grupo de Junts). “La verdad es que yo estoy muy desconcertada, disgustada y rabiosa por todo lo que he vivido. Todo lo que me han hecho pasar me está saliendo mucho más ahora porque lo he pasado muy mal y me he llegado a sentir culpable de que ellas hoy hayan venido a declarar aquí por culpa mía”, dijo a pocos metros de las querelladas, que esperaban el momento de entrar junto a sus abogados a declarar.

Hasta que finalmente, Cristina Casol se rompió y estalló: “Es verdad que hasta que uno no vive lo que es la violencia machista, hasta que una no la vive en primera persona, no se da cuenta de la verdadera realidad. Yo no me he llegado a dar cuenta de lo que significa sufrir esta violencia machista hasta hace poco y me parece muy triste que ahora estas técnicas tengan que sufrir esta revictimización. Esto que pasa hoy demuestra que no hay las garantías adecuadas contra las violencias machistas para trabajar por ejemplo en política libre de todas ellas. Esto es una puta mierda para las mujeres, no se me ocurre otra manera de decirlo, una puta mierda“.

La diputada registró su caso en la oficina de igualdad del Parlament el pasado mes de noviembre. En enero, se dio a conocer el informe redactado por tres profesionales, el cual acreditó un “machismo arraigado” en Junts aunque no culpabilizó del mismo al denunciado, el presidente del grupo parlamentario de Junts, Albert Batet. No obstante, dio por demostradas varias situaciones de discriminación por razón de género aunque diluyó las responsabilidades en el conjunto de la formación. La dirección de Junts optó por fulminar a Casol de sus filas sin conceder el menor gesto de autocrítica ni propósito de enmienda.

TAGS DE ESTA NOTICIA