Ya son 19 las mujeres asesinadas por violencia de género este año

Una mujer de 20 años en Granada y otra de 76 en Fuengirola son las últimas víctimas mortales. La madre de la joven también murió asesinada por la expareja de su hija

violencia vicaria asociaciones victimas prat llobregat

Altar improvisado en la casa donde un hombre asesinó a su mujer y sus dos hijos en El Prat Pau Venteo/ Shooting

Noche de terror. Cuatro mujeres y dos niños han perdido la vida en tan solo unas horas víctimas de la violencia machista. En Las Pedroñeras (Cuenca) dos menores han sido asesinados junto a su madre. En Zafarraya, un municipio de Granada, un hombre de 34 años ha matado a su ex pareja, una chica de 20, y a la madre de esta, de 49, con una escopeta y después se ha suicidado. En Fuengirola (Málaga), otro hombre ha asesinado a su pareja, de 76 años. La ha estrangulado y después ha intentado quitarse la vida ingiriendo pastillas.

Con estas dos nuevas víctimas, la madre de la joven se contabilizará como feminicidio, ya son 19 las mujeres víctimas mortales asesinadas por la violencia machista en lo que llevamos de año, 1.259 desde que se comenzaron los registros en 2003.

19 víctimas mortales por violencia de género en 2024

En Artículo14 no nos gusta hablar de cifras y números sin más. Detrás de cada una de ellas hay un nombre, una historia y una vida que merecen ser recordadas como tal.

Sus nombres son Ana, Fátima, Rocío, Laila, Cándida, Gracia, Andrea, Thais, Vanesa, Bianca, Rachida, A. B. F, Natia, Florica y Soledad.

Fátima Dahan, de 44 años, fue asesinada el 8 de enero en Torroella de Montgrí, en Girona, por su pareja. Fátima trabajaba en un bar de la zona. Su cadáver lo descubrió uno de sus hermanos gracias a la ubicación de su móvil en una zona de campos de la desembocadura del Ter. Allí se encontraba su cuerpo dentro de un coche.

Ana Z., de 56 años, fue asesinada en su domicilio el 12 de enero en Torre del Mar, Málaga, por su pareja Noje V, el cual luego se suicidó. Ella era modista y trabajaba cuidando a personas mayores. Fue su hijo de 34 años el que descubrió el cadáver de su madre.

Rocío, de 44 años, fue asesinada en su casa el 5 de febrero en l’Alfàs del Pi, Alicante, por su pareja. El día de antes, la mujer había acudido a la Guardia Civil con la intención de denunciar a su pareja por malos tratos. Sin embargo, finalmente, no lo hizo. Tenía dos niñas menores que se quedaron huérfanas.

Laila, de 37 años, fue asesinada el 22 de febrero en su domicilio en Olot, Girona, por su pareja. El feminicida se suicidió. Tenía tres hijos de 5, 13 y 17 años que se quedan huérfanos.

Cándida, de 54 años, fue asesinada el 23 de febrero en Aldea del Rey, Ciudad Real, por su marido. En el momento del crimen se le detuvo. Era madre de un niño de ocho años.

Gracia C., de 48 años, fue asesinada en plena calle el 17 de marzo en Pizarra, Málaga, por su expareja. Momentos después, el asesino huyó y se suicidó con el mismo arma. Era madre de una hija de 16 años y un hijo de 23.

Andrea, de 24 años, fue asesinada el 19 de marzo por su expareja en su domicilio, en Palmeira, en A Coruña. El feminicida intentó suicidarse después de matarla. Era madre de un niño de dos años.

Thais, de 34 años, fue asesinada en Amposta, Tarragona, el 1 de abril por su expareja de 47 años. Después de matarla, la descuartizó. El asesino tenía antecedentes por violencia de género y fue detenido el mismo día después de confesar el crimen.

Bianca, de 43 años, fue asesinada el 6 de abril en un piso turístico de Málaga por su pareja de 50 años. Él se encuentra en prisión provisional. La Policía lo detuvo como sospechoso de un homicio imprudente, pues se creía que Bianca podía haber muerto tras una practica de sexo “extrema”.

Vanesa, de 42 años, fue asesinada en El Prat de Llobregat, el 9 de abril, por su pareja, que también mató a sus dos hijos mellizos de ocho años. Después se suicidó en las vías del tren. No constaba denuncia previa por malos tratos y la pareja vivía junto con los dos niños.

Rachida Om Nassim, de 51 años, fue asesinada entre el 19 de abril de 2024, día en el que desapareció, y el 16 de mayo, día en el que se encontró su cadáver. Su pareja intentó huir a Marruecos pero los Mossos d’Esquadra llegaron a tiempo para detenerle.

A. B. F., de 29 años, fue asesinada el 19 de mayo por su expareja en Barcelona. Fue encontrada con heridas de arma blanca en una carretera. Sin embargo, no pudieron hacer nada por salvar su vida. Pocos días después, detuvieron a su expareja y el juzgado decretó prisión provisional, comunicada y sun fianza. La víctima tenía una hija menor de edad.

Natia, de 32 años, fue asesinada el pasado 3 de junio cuando su pareja la tiró desde el balcón de su cuarto piso al vacío. Vecinos declararon a las autoridades que les habían escuchado discutir. Además, a los Mossos les constaba dos peleas anteriores en las que habían tenido que intervenir.

Florica, de 55 años, fue asesinada junto con su hijo Gabriel de 26, el 7 de junio en Benaguasil, Valencia, por la pareja de ella. Utilizó una escopeta de caza para acabar con la vida de las dos personas y después se suicidó.

Soledad, una mujer de 66 años que fue asesinada por su pareja el pasado 18 de junio en Soto del Real. Él era un policía local jubilado de la zona y la pareja se encontraba en trámites de separación. Después de matarla a ella, la decapitó, escondió su cabeza que fue localizada días después. Fue la hermana de Soledad la que halló los cuerpos al acercarse al chalé preocupada porque no contestaban a sus llamadas.

TAGS DE ESTA NOTICIA